Sobre despidos disciplinarios.

Me han despedido que hago?. El uso del despido disciplinario está generalizado más allá de su correcto uso.

Algunas características del despido disciplinario son:

  • No requiere preaviso,
  • Se notifica por escrito al trabajador, mediante la entrega de la popularmente conocida “carta de despido”,
  • El despido disciplinario no tiene indemnización para el trabajador.

El despido disciplinario es un despido muy utilizado por los empresarios por ser el más económico.

Cuando este despido no es utilizado de manera correcta será declarado como despido improcedente en caso de denunciar el mismo.

Me han despedido que hago

Si el trabajador recibe una carta de despido disciplinario y no está de acuerdo con el contenido de la carta, dispone de 20 días hábiles para impugnarla.

Antes de presentar la demanda en el Juzgado de lo Social, hay que presentar una papeleta de Conciliación ante el Servicio correspondiente de la comunidad autónoma.

Aunque el despido disciplinario no lleva aparejada indemnización, el trabajador tendrá derecho a prestación de desempleo si reúne los requisitos de cotización.

Causas más genéricas del despido disciplinario

  • Ofensas verbales o físicas al empresario o a las personas que trabajan en la empresa o a los familiares que convivan con ellos.
  • Indisciplina y desobediencia del trabajador.
  • Disminución continuada y voluntaria en el rendimiento del trabajo.
  • La embriaguez habitual o toxicomanía,
  • Faltas de asistencia y/o puntualidad repetidas e injustificadas.
  • estas causas, entre otras.

De manera habitual y genérica  ” La transgresión de la buena fe contractual, asī como el abuso de confianza en el desempeño del trabajo.” es una causa utilizada en las cartas de despidos disciplinarios.

Esta causa es utilizada como cajón de sastre cuando el despido no puede encajarse en alguna otra de las establecidas por el Estatuto de los Trabajadores o  por el Convenido colectivo correspondiente.

También, el despido disciplinario es, a veces, utilizado de manera abusiva por los empresarios.

Es importante que el trabajador lleve la carta de despido a un profesional para que pueda defender sus derechos.

Un alto porcentaje de despidos disciplinarios resultan declarados despidos improcedentes.